top of page

Nunca es tarde para Reinventarse.





"Reinventarse es la oportunidad que te ofrece el destino de crecer hasta el infinito"

Este artículo vendría a ser la continuación de otro que escribí anteriormente (¿Sabes quien eres?). En realidad, iniciar un proceso de reinvención es la consecuencia lógica después de haber hecho el ejercicio de querer descubrir quien eres realmente. Como apunté en su día, querer adentrarse en las profundidades de un@ mism@ no es una tarea fácil, ya que requiere de mucha valentía y honestidad. Y aún son muy pocos los están decididos a salir de su zona de confort (sea cual sea) para adentrarse en esta trepidante aventura. El camino no es fácil, desde luego, pero la recompensa que se obtiene una vez se ha alcanzado tu destino es simplemente maravillosa: SER TU VERDADERO YO.


Una vez has llegado a tu verdadero YO, a tu verdadera esencia, lo ves todo con una claridad tan rotunda, que te conviertes en alguien imparable. Ahora vas a entrar, si o si, en una etapa de reinvención personal. Vas a empezar a desechar por completo los viejos paradigmas, convicciones y creencias limitantes que han estado condicionando tu vida hasta ese momento. Las personas de tu entorno te van a ver diferente y muchos van a querer cuestionar el cambio que has hecho, la nueva persona en la que te has convertido. Pero por primera vez en tu vida, la opinión de los demás no te va a importar en absoluto, porque tienes la completa certeza de saber quien eres, qué quieres y hacia donde te diriges. Ahora gozas de una fortaleza y una seguridad como nunca antes habías tenido. Y eso, querid@ amig@, es una de las mejores sensaciones que hay en la vida.


Unida a la reinvención personal, va a venir inevitablemente la reinvención profesional. En el proceso previo de autoconocimiento, habrás tenido la oportunidad de descubrir también cuales son tus talentos, tus habilidades innatas, aquello que te encanta (o encantaba) hacer y que se te da bien. Seguramente ni siquiera tú te acuerdes de todo eso, pero créeme, están ahí, escondidas en algún lado y están esperando a que lo redescubras. Todo ello te va a conectar con tu verdadero propósito de vida, es decir, con la misión por la cual que viniste a este mundo. Y una vez lo tengas identificado, vas a revisar si lo que venías desarrollando hasta ese momento está en linea con tu cometido. En caso de que no lo esté, vas a tener dos opciones: o bien vas adaptar tu trabajo actual, en caso que puedas, a las premisas de tu nueva existencia o, en caso que sea imposible, lo vas a dejar (tarde o temprano) para empezar de cero y dedicarte a lo que realmente te apasiona. La opción de seguir como estabas hasta entonces ni se contempla en tu nuevo estado de conciencia.


Además, en estos tiempos de crisis que estamos viviendo con el covid-19 aún muy vigente, y con todo lo que está implicando tanto a nivel social como económico (ver artículo "Coronavirus: crisis y oportinidad"), los procesos de reinvención se van a acelerar todavía más. Esta es una de las consecuencias "positivas" que nos va a dejar esta pandemia. El replantearnos como veníamos haciendo las cosas hasta ahora y el tener que adaptarnos a la nueva realidad que tenemos ya por delante: nuevos formas de relacionarse, de comunicarse, de vivir, de hacer negocios, ... El cambio ya ha llegado, y las nuevas oportunidades estarán al alcance de aquellos que sepan verlas y aprovechen este momento.


“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”.

C. Darwin


Finalmente, me gustaría comentaros mi propio caso. Tengo 45 años y acabo de dar un giro a mi vida de 180 grados. Me acabo de reinventar profesionalmente (puedes leerlo también en mi biografía). Y esta no es la primera vez que lo hago; en realidad lo he hecho varias veces a lo largo de mi vida, pero sí tengo que decir que este es el cambio mas "radical" y el definitivo (espero). Después de pasar por mi etapa de introspección y autoconocimiento personal, he decidido dejar de ser una ejecutiva de empresa (con más de veinte años a mis espaldas), para pasar a ser Acompañante en Bienestar Emocional. ¡Menudo cambio! Mucha gente de mi entorno está realmente sorprendida con este giro y no acaba de entender lo que he hecho. Pero yo estoy más segura que nunca. Por fin estoy honrando mis verdaderos valores, desarrollando mis talentos y habilidades y dedicándome a lo que más me gusta, combinando mis dos grandes pasiones: el autoconocimiento y desarrollo personal junto con poder ayudar a otras personas a mejorar sus vidas, acompañándolas en sus propios procesos de cambio y mejora.


Así que ya lo sabes: si crees que necesitas reinventarte, ¡adelante! ¡hazlo! Esta va a ser una de las mejores decisiones que vayas a tomar en tu vida y este es un buen momento para hacerlo. No importa la edad que tengas, nunca es tarde.


127 visualizaciones0 comentarios

댓글


Entradas recientes:

bottom of page