top of page

La importancia de la Autoestima

AUTOESTIMA Parte 2







"La satisfacción de la necesidad de Autoestima conduce a sentimientos de autoconfianza, valía, fuerza, capacidad y suficiencia, de ser útil y necesario en el mundo " (Abraham Maslow)

En el artículo anterior "¿Cuál es tu nivel de Autoestima?" ya os hablé de lo que es la Autoestima y de su función psicológica, de los diferentes niveles que existen, de cómo podemos medirla, y de lo que supone tener una autoestima baja.


A continuación os explicaré qué supone tener una buena Autoestima y qué elementos son necesarios para desarrollarla.


Tener una buena Autoestima es importante para llevar una vida plena, sentirnos capaz de superar obstáculos, plantearnos metas y tener logros a nivel personal y profesional.


Una persona con una autoestima sana es capaz de:

  • Defender sus derechos personales incluso aunque encuentre oposición o ataques emocionales.

  • Sentirse lo suficientemente segura de sí misma como para modificar su opinión o su criterio, si la experiencia le demuestra que estaba equivocada.

  • Obrar según su propio criterio, y sin sentirse culpable cuando a otros no estén de acuerdo con su proceder

  • No perder el tiempo preocupándose en exceso por lo que le haya ocurrido en el pasado, ni por lo que le pueda ocurrir en el futuro. Aprender del pasado y planificar el futuro, pero viviendo con intensidad el presente.

  • Confiar en su capacidad para resolver sus propios problemas, sin dejarse acobardar por fracasos y dificultades, y cuando realmente lo necesita, está dispuesta a pedir la ayuda de otros.

  • Como persona, considerarse y sentirse igual que cualquier otro, ni inferior, ni superior; sencillamente, igual en dignidad; y reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional o posición económica.

  • Reconocer que puede ser interesante y valiosa para otras personas.

  • No dejarse manipular, aunque está dispuesta a colaborar si le parece apropiado y conveniente.

  • Reconocer y aceptar en sí misma diferentes sentimientos y emociones, tanto positivos como negativos, y estár dispuesta a revelárselos a otra persona, si le parece que vale la pena y así lo desea.

  • Disfrutar con una gran variedad de actividades.

  • Ser sensible a los sentimientos y necesidades de los demás; respetar las normas sensatas de convivencia generalmente aceptadas, y entiende que no tiene derecho —ni lo desea— a divertirse a costa de otros.

  • Relacionarse con los demás de forma eficaz y satisfactoria.


"Ama quién eres, qué eres y lo que haces" (Louise Hall)

Nuestra forma de percibir el mundo está ligado íntimamente con nuestra forma de percibirnos. Por ello, lo que acabará determinando tener una vida plena y satisfactoria o una llena de penalidades será nuestra capacidad de amarnos a nosotros mismos.


En efecto, todo lo que me rodea habla de mí, por lo tanto, si yo no me respeto, ni me valoro, ni me permito ser yo mism@, mi entorno y las personas que me rodean van a resonar en la misma frecuencia y me van a devolver exactamente y lo mismo: no respeto, no valoración, no coherencia, etc. Cuando me respeto y me valoro, pongo mis límites, etc. los demás lo van a ver y lo van a recibir como tal y por eso también me valorarán y me respetarán. Además, voy a atraer a mi vida personas con una alta autoestima también, que se respetan y que, por lo tanto, me van a te respetar.



"La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la cosa más fácil, hablar mal de los demás" (Epiceto).


La Autoestima se basa en tres pilares: Autoconocimiento, Autoaceptación y Autoconfianza.


1. Autoconocimiento: el primer paso y el más imprescindible para desarrollar nuestra autoestima. El autoconocimiento o la autoconciencia, significa saber cómo somos por dentro, conocernos profundamente, con nuestras virtudes y nuestros defectos, saber cómo reaccionamos ante determinadas circunstancias (nuestros patrones de comportamiento), conocer el "para qué" nos pasa lo que nos pasa en la vida, aprender a gestionar nuestras emociones, etc. En definitiva, comprendernos y mantenernos en contacto con nuestra esencia para ser más auténticos en nuestras acciones y relaciones con los demás.


2. Autoaceptación: una vez nos conocemos (o estamos en ello), es muy importante aceptarnos incondicionalmente. La autoaceptación implica el reconocimiento de la propias cualidades, la toma de conciencia del propio valor la afirmación e la propia dignidad personal y el sentimiento de poseer un "yo" del que ninguna persona tiene que avergonzarse ni ocultar. Para desarrollar la autoaceptación, hemos de tener en cuenta lo siguiente:

  • Perdonarnos. El perdón nos aleja de la culpa por todo lo que hicimos o lo que no hicimos, y podemos volver a empezar. Al perdonarnos a nosotros mismos nos liberamos de nuestro propio dedo acusador y liberamos a las personas que nos rodean de nuestra demanda de atención. Alcanzar la madurez emocional pasa por dejar de juzgarnos continuamente. Comprendemos que nuestros errores no ponen en peligro nuestro sentimiento de autovalía.

  • Vivir el presente sin relacionarlo continuamente con el pasado o el futuro. Lo que en su día sucedió es lo que nos ha traído hasta aquí tal y como somos ahora. Y si nos resulta inevitable comparar el presente con el pasado e incluso, proyectarlo al futuro, que sea desde el agradecimiento a todas las experiencias. Con la convicción de que todas las situaciones que hemos pasado forman parte de nuestro camino particular para llegar a este momento de reencuentro con nuestra esencia más profunda.

  • Darnos permiso para ser lo que queremos ser y que hasta el momento no nos hemos permitido ser. Recuperar ese niño o niña interior que en su momento, y por las circunstancias que fueran, no pudo desarrollar sus propias habilidades ni perseguir sus propios sueños. Generar el escenario necesario para conectar con nuestro propio talento con la seguridad de que nuestra misión en esta vida es justamente desarrollar lo que cada uno tiene dentro de particular.

  • Conducirnos positivamente: potenciar nuestras virtudes o puntos fuertes y orientarnos hacia ellos al mismo tiempo que y trabajar en nuestras áreas de aprendizaje para así considerarnos de una forma positiva, en la que nos tratemos con respeto.


3. Autoconfianza: sentirnos seguros y a gusto con nosotros mismos, independientemente de lo que pase fuera de nosotros. Para ello es necesario:

  • Responsabilizarnos de nuestra felicidad y bienestar de manera proactiva.

    • Atender y cuidar nuestras necesidades físicas, emocionales, cognitivas y espirituales.

    • Dejar de esperar que sean los demás los que nos solucionen nuestros problemas y gestionarlos por nosotros mismos. por nosotros mismos, con la certeza de que somos mucho más grandes que nuestros problemas.

  • Identificar nuestras principales metas: ser conscientes de las posibilidades y limitaciones para alcanzarlas y planificar los pasos necesarios para conseguirlas.

  • Compartir lo que tenemos. Sea cual sea nuestra habilidad, nuestro talento o nuestra chispa es fundamental no guardárnosla para nosotros. Ser valientes, generosos y compartir todo nuestro potencial con las personas con las que estemos en cada momento. Solo así vamos a permitir que crezca y se desarrolle sin apenas esfuerzo, solo así vamos a dejar de exigir atención a los demás para pasar a ofrecerles sin condiciones lo que sabemos hacer.


Cuando entramos en contacto con nuestro verdadero potencial no existen dudas sobre la propia autoestima, al contrario, es cuando empezamos a vivir en coherencia. Una coherencia muy similar con la forma en que viven los animales: en armonía con su entorno, gestionando los conflictos para regresar al equilibrio interno.


"Me conozco y acepto quien soy, sé que soy competente en algunos aspectos, pero no es necesario que lo sea en todos; confío en que sabré afrontar de manera positiva los retos y las oportunidades que la vida pondrá en mi camino. Desde la honestidad, el aprecio y el respeto por mí msm@, puedo tomar decisiones para ser feliz. " (Hermínia Gomà)


Si sientes que tienes algún problema o bloqueo con tu Autoestima, y te gustaría poder sanarla y potenciarla, con el programa "Desbloquéate y Vive" lo lograrás. Descubre en qué consiste haciendo click en el siguiente botón:





129 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes:

bottom of page