top of page

7 Consejos para reducir la Fatiga Pandémica.



En mi artículo anterior titulado "Fatiga Pandémica o por qué todo esto nos supera" intenté explicar lo que es este concepto y cómo nos está afectando un año después de la aparición del Covid-19 en nuestras vidas.


Bien, ahora es el momento de aportar un poco de positividad y optimismo, y ofrecer algunos consejos que, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), deberíamos aplicar para combatir la Fatiga Pandémica:


1. Limita el consumo de noticias relacionadas con la pandemia. Dedicar demasiado tiempo cada día a escuchar, ver o leer noticias sobre la evolución de la pandemia puede acentuar la sensación de desgaste y alimentar los sentimientos de angustia y ansiedad. Decide cuándo y cuánto tiempo vas a dedicar a informarte. Evita hacerlo antes de ir a dormir.


2. Fomenta el diálogo interno positivo. No entres en un bucle de pensamientos negativos que solo van a hacerte sentir peor. Por el contrario, cuida tus pensamientos, agradece todas las cosas que tienes y mantente en un buen estado de ánimo. Distrae tu mente realizando actividades que te gusten y hagan focalizarte en cosas positivas y constructivas para ti,


3. Observa, acepta y gestiona tus emociones. Analiza cómo te encuentras por dentro. Dedica tiempo a detectar las emociones negativas y los pensamientos que las originan para transformarlas en positivas con técnicas de distracción, como practicar actividades de ocio que te gusten.


4. Reduce el estrés mediante técnicas de relajación y autocontrol. Practicar de manera regular actividades como relajación muscular, meditación, mindfulness o yoga, e incluso escuchar música en un entorno tranquilo, te ayudará a neutralizar la activación fisiológica del organismo que produce el estrés y te proporcionará un mayor control de los pensamientos y las emociones.

  • Dale importancia a la respiración. Respirar con el diafragma te ayudará a regular los picos de estrés o nervios. Coloca una mano sobre el pecho y otra sobre el diafragma y, a continuación, inspira durante tres segundos por la nariz intentando llevar el aire a la parte baja de tus pulmones, de manera que se mueva la mano sobre el diafragma y la otra permanezca lo más quieta posible. Haz una pausa de tres segundos y luego expira el aire por la nariz o la boca durante otros tres segundos.


5. Cuídate:

  • Sigue una dieta saludable, variada y equilibrada que incluya una gran cantidad de frutas y verduras. Sus vitaminas y antioxidantes mantendrán elevadas tus defensas y también te ayudarán a estar de mejor ánimo.

  • Descansa lo suficiente. De este modo, afrontarás mejor cualquier conflicto o situación que consideres estresante. Por ello, trata de ir a dormir siempre a la misma hora y descansar al menos siete u ocho horas diarias. Evita las siestas largas durante el día y, por la noche, evita ver previamente dispositivos electrónicos e ir a la cama con ellos.

  • Haz deporte de manera regular. El ejercicio físico reduce la intensidad del estrés, fomenta una sensación de bienestar y conlleva beneficios para el organismo. Los expertos recomiendan practicar al día una media hora de deporte, adaptado a la edad y estado físico. Puedes optar por pasear, correr, montar en bici o realizar actividad física en casa. Procura hacerlo siempre a la misma hora y nunca en las dos o tres horas anteriores a ir a la cama.

  • Evita los hábitos tóxicos o poco saludables. La alimentación equilibrada y el deporte deben acompañarse de otros hábitos como eliminar el consumo de tabaco y reducir o eliminar el de alcohol. Sobre todo en la última franja de la tarde, intenta reducir la toma de bebidas alcohólicas o sustancias estimulantes como el café o el chocolate.


6. Mantén el contacto social con amigos y familiares. Fomenta las relaciones personales y apoya a los demás. Cuando te sientas muy angustiado o triste, cuéntaselo a las personas en quienes confías. Y ofrécete para apoyarles tú a ellos también: ayudar a los demás mejora tu propio estado de ánimo y reduce el estrés.


7. Disfruta de tu ocio. Actívate, reserva ratos para el entretenimiento puede ser la mejor terapia en tiempos de pandemia. Dedica tiempo a descansar y estar con tu familia y también a practicar tus aficiones. Puedes aplicar estrategias de compensación: leer ese libro pendiente, organizar por fin las fotos o empezar con ese hobby para el que no disponías de tiempo.


Y recuerda, si a pesar de todos estos consejos, no consigues reducir tus niveles de estrés y ansiedad, recurre a la ayuda profesional. Estamos para ayudarte.


84 visualizaciones0 comentarios

Comments


Entradas recientes:

bottom of page